Otra escuela es posible: El Gloria Fuertes de Andorra - Teruel (José Emilio Palomero Pescador)















“Más que nada en el mundo, quiero volar…”
(Richard Bach)

Otra Escuela es Posible: El Gloria Fuertes de Andorra - Teruel
José Emilio Palomero Pescador

Sobre el Colegio Público de Educación Especial
Gloria Fuertes de Andorra (Teruel): A modo de introducción

Hay escuelas que son las mejores escuelas del mundo. El Gloria Fuertes es una de ellas. El viajero se pregunta si no será que en las noches de luna llena se apoderan de este espacio lleno de luz y de magia una nube de musas, poetas, pintores, músicos y duendes, que despiertan el anhelo de un mar infinito y que invitan a soñar con otra escuela posible. Han aprendido a levantar el vuelo y saben qué pueden hacer en el aire y qué no. Son como Juan Salvador Gaviota, el protagonista del formidable ensayo de Richard Bach. Como él, quieren alcanzar la perfección en aquello que más aman hacer: volar. Saben, además, que en su vuelo no hay distancias ni tiempos que impidan alcanzar una meta, si es que se tiene claro dónde quieres llegar y cómo hacerlo. Vuelan muy alto y muy rápido. Jamás se detienen. Tienen un espíritu creador, inconforme y rebelde, distanciado de la bandada, y así se lanzan al aire un día tras otro a explorar otros mundos y luego quieren compartir todo lo que han descubierto y mostrarnos esos nuevos horizontes que nos están esperando.


¿Es que otra escuela es posible?

Sí, otra escuela es posible, pero para ello necesitamos un mundo muy diferente al que existe en la realidad, otro mundo posible. Por ello, mientras sigamos instalados en el actual (des)orden social, podrán existir escuelas singulares, diferentes, distintas…, pero sólo “otro mundo posible” hará realmente viable la “otredad” escolar. Y en este sentido quiero recordar aquí unos versos de Mario Benedetti, el poeta de la ética social y del compromiso: “No me gaste las palabras – no cambie el significado – mire que lo que yo quiero – lo tengo bastante claro.”

Aún así, hay incontables maestros y maestras y todo tipo de colectivos, instituciones docentes y profesionales de la educación, que luchan denodadamente por convertir las dificultades en posibilidades, que extienden sus alas y se lanzan al grito de ¡Puedo volar!, y que intentan sacar del letargo a la bandada, como el Juan Salvador Gaviota de Richard Bach. Que son capaces de generar revoluciones metodológicas, organizativas o curriculares que actúan como motor de cambio en las aulas y en la sociedad. Que tratan de poner docencia e investigación al servicio de la sociedad, acomodando estructuras, programas, proyectos, estrategias y métodos para afrontar y resolver mejor los problemas que acechan a los seres humanos. Que contribuyen a la globalización solidaria frente a la globalización neoliberal, que pretende convertir la educación en un simple producto del mercado. Que conciben la inclusión educativa como una dimensión más de la inclusión social, como una filosofía sobre los valores y sobre la vida. Que promueven la comunicación, el diálogo, la participación, la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo, el trabajo cooperativo, el pensamiento crítico, la inteligencia emocional, la solidaridad, el compromiso, la tolerancia, la educación en valores, la educación intercultural, la atención a la diversidad, la educación cívica, la educación para la democracia, la educación para la convivencia y la educación para la paz.

Soñadores capaces de "imaginar" el mundo sin fronteras, sin injusticias, sin hambre y en paz que nos describía John Lennon en su emblemática "Imagine", comprometidos con la lucha por un cambio profundo y radical de nuestra sociedad y que alientan un sistema social que ofrezca unas condiciones socioeconómicas capaces de permitir la satisfacción de las necesidades y potenciales de todos y cada uno de los seres humanos.

Maestros, escuelas, colectivos, instituciones docentes y profesionales de la educación cuya innovación más importante es que sus sueños no se quedan en una mera declaración de intenciones, en simples palabras, sino que los ponen en práctica y los convierten en realidad. Y ésta es, posiblemente, la «otredad» más importante, entre otras muchas que reflejaremos después, del Colegio Público de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel), "I Premio nacional Marta Mata de Educación."


Quizá por ello tantos reconocimientos, como el de Jaume Carbonell, director de Cuadernos de Pedagogía:

"Franco Fabbroni decía que el primer abecedario es el ambiente. En el Gloria Fuertes las palabras que componen este diccionario son: afecto, alegría, autoexigencia, calidez, compartir, creatividad, dedicación, entusiasmo, esperanza, felicidad, humanidad, humor, inclusión, innovación, investigación, magia, normalización, respeto, reflexión, ternura y utopía. Aquí, en efecto, nunca se deja de soñar. Y hay vivencias y sensaciones de difícil traducción en palabras [...]. Aquí cada día se educa para la vida, no entienden de profesionales quemados que han tirado la toalla y no cesan de alumbrar nuevos sueños" (Jaume Carbonell Sebarroja. Gloria Fuertes. Conocimientos, emociones y compromisos a favor de la inclusión, en Viaje por las escuelas de Aragón, 2010).

Y quizá por ello también tantas felicitaciones, como ésta que le llegaba al Gloria Fuertes desde los servicios de inspección con motivo de 25 aniversario de la fundación del colegio:
“A todos vosotros, a quienes sois actores y actrices por ser maestros, a quienes sois tramoyistas trabajando en la penumbra, y sobre todo a vosotros, que sois o habéis sido alumnos del Colegio Gloria Fuertes, nuestra más profunda y sincera felicitación por la suerte que habéis tenido de haber coincidido en un tiempo y lugar irrepetibles, el que os tocó vivir en el colegio de la luz de Andorra.” (Agustín Martínez Martí y Juan Moya Ulldemolins, Inspectores de Educación del Gloria Fuertes entre 1998 y 2007).

Gloria Fuertes - El Colegio de la Luz en Libro


Habermas, el padre de la Teoría de la Acción Comunicativa, considera que son dos las grandes categorías sociológicas sobre las que se construye la historia: 1) La idea de sistema: El orden social establecido, y 2) La idea de mundo de la vida: Los espacios de cotidianidad en los que se desarrolla la acción. Y es aquí, en el mundo de la vida, donde se mueve el individuo que, dueño de sí mismo, utiliza libremente sus emociones, su inteligencia y su voluntad; que siente, piensa y decide desde su ser más profundo; que habla y escucha, y que de esta forma establece relaciones intersubjetivas orientadas al entendimiento. Y es así como van surgiendo, en un contexto de comunicación y diálogo, nuevos planteamientos, nuevas formas de pensar y actuar, nuevas acciones comunicativas (es decir, nuevas acciones sociales orientadas al entendimiento), nuevas posibilidades de buscar alternativas al sistema, de repensar la historia. Nace así la esperanza de otro mundo posible, de otra escuela posible, de una vida mejor para todos.

Sí, otra escuela, otra investigación, otra universidad, otro sistema y otro mundo son posibles, inspirados en la justicia, en los Derechos Humanos, en el comportamiento ético, en la igualdad social, en la libertad responsable, en la no-discriminación y en el desarrollo económico, social y medioambiental sostenible.

No nos gusta, en cambio, un mundo tan desordenado como el actual, en el que mueren de hambre 70.000 personas cada día, en el que hay 1.100 millones de hambrientos y 1.000 millones de desempleados, en el que 3.000 millones de personas carecen de acceso a los servicios sanitarios mínimos, en el que mueren cada año 13 millones de personas como consecuencia del cambio climático y del deterioro medioambiental, y en el que hay 115 millones de niños que no asisten a la escuela primaria, un 18 por ciento de la población mundial en edad escolar. Como dice la canción de La Polla Records, Políticos locos guían a las masas que les dan sus ojos pa’ no ver qué pasa.” Quizá mañana será demasiado tarde para hacer algo que deberíamos haber hecho hace ya mucho tiempo.

Sí, otra escuela es posible, pero no sólo por obra y gracia de los reales decretos o de las decisiones tomadas en los despachos, sino como fruto de experiencias pedagógicas desarrolladas por profesores y educadores comprometidos con los problemas reales que surgen en el mundo de la educación. Y es que no siempre son las leyes las que introducen innovaciones capaces de modificar el clima escolar, sino los maestros y maestras que con su forma de estar y de hacer en las aulas y en la vida transforman los escenarios, los espacios, los ambientes y los tiempos en que se desarrolla la actividad escolar. De esta forma, quienes realmente nos permiten soñar con esa otra escuela posible son aquellas personas y colectivos que, comprometidos con la transformación del sistema educativo y social, terminan inspirando nuevas leyes y provocando cambios en el Boletín Oficial. Otra escuela es posible gracias a personajes con la fuerza de Dewey, de Freinet, de Rosa Sensat, de María Montesori, de Don Milani, de Paulo Freire… Gracias también a los movimientos de renovación pedagógica y a las experiencias pioneras llevadas a cabo en todos esos centros educativos que siembran de magia y esperanza el camino de una Escuela Nueva y, por ende, de un mundo mejor, de otro mundo posible.


Gracias, finalmente, a la pasión y el compromiso de quienes hacen posible que surjan centros como el Gloria Fuertes, esa escuela que nos fascina a todos cada vez que nos acercamos a ella, como ya dejamos reflejado en las conclusiones de los últimos Encuentros Aragoneses de Psicomotricidad:

“Estudiantes y profesores necesitamos escuelas que vayan al fondo del ser y de la vida, y que sean capaces de contagiar, de convencer, de inspirar… Por ello agradecemos la oportunidad que nos ha propiciado este escenario excepcional para soñar con otra escuela posible, para hilvanar nuevos proyectos y para reforzar lazos de unión y amistad.”

“Nos ha gustado mucho pasar un par de días en el Gloria Fuertes, el colegio de la luz y de los sueños, dejarnos cautivar por sus espacios. El viajero se pregunta si no será que en las noches de luna llena se apodera de ellos una nube de musas, poetas, pintores, músicos y duendes… Y después se queda pensativo, evocando de nuevo a Mario Benedetti, el poeta de la ética social y del canto a la vida... Y entonces se le viene a la cabeza otro de sus poemas, que apócrifo o auténtico, en cualquier caso le hace vibrar...”

La gente que me gusta

“Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.

La gente que cultiva sus sueños, hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que con su energía contagia, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio, la que no traga entero, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.

A estos los llamo mis amigos. Con gente como esa me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida.

El Gloria Fuertes, una utopía convertida en realidad

Breve historia
"Seguid hambrientos. Seguid alocados", como decía Steward Brand con un toque poético.
Como ya hemos destacado en las primeras líneas de este documento, en el Gloria Fuertes han aprendido a levantar el vuelo y saben qué pueden hacer en el aire y qué no. Eso de volar es muy bonito. Dice Jorge Guillén, en su poema Vuelo, que "La gaviota, ascendiendo, domina la extensión, el mar, el mundo. Todo el espacio es onda traspasada." Por eso los del Gloria Fuertes saben que no hay distancias ni tiempos que impidan alcanzar una meta, si es que se tiene claro dónde quieres llegar y cómo hacerlo. Su vuelo es muy alto y muy rápido. Jamás se detienen. Tienen, como Juan Salvador Gaviota, un espíritu creador, inconforme y rebelde, distanciado de la bandada, y así se lanzan un día tras otro a explorar otros mundos y luego quieren compartir todo lo que han descubierto y mostrarnos esos nuevos horizontes que nos están esperando.


Una de las cosas que más llama la atención del viajero que visita el Gloria Fuertes es constatar que este colegio es un espacio para el arte, que lejos de ser un mero elemento decorativo actúa como un poderoso motor pedagógico capaz de desarrollar la capacidad de crear, de experimentar, de jugar, de ser, de hacer y de compartir.

Gloria Fuertes - Así PensamosGloria Fuertes - Así PensamosGloria Fuertes - Así Pensamos

La magia del arte, ese poderoso hechicero, convierte al Gloria Fuertes en un lugar para el trabajo colectivo en el que alumnos y alumnas trabajan al unísono en proyectos artísticos colectivos que les permiten desarrollar su creatividad y valorar las ideas de los demás, además de compartir ilusiones, recursos, herramientas, habilidades, esfuerzos, responsabilidades, satisfacciones y éxitos.


Como he señalado en otro lugar, he convertido el Colegio Público de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel), en un referente para mis alumnos y alumnas de Psicología en la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza, y de manera muy especial para quienes cursan el Postgrado en Psicomotricidad y Educación de la citada Universidad.

Uno de ellos, impresionado por la línea pedagógica y por la apasionada dedicación de quienes trabajan en este colegio, escribía ya hace años lo siguiente: «Esto no puede quedar así. Tendríamos que contárselo al mundo».

Yo también creo que es necesario hacer públicas las buenas prácticas del Gloria Fuertes. 

Fue Tomás Moro quien acuñó, en el siglo XVI, la voz utopía, en una obra del mismo título, en la que imaginó una isla desconocida, escenario ficticio de una sociedad armónica y justa, organizada de forma ideal: un horizonte hacia el que caminar.

Antónimo de realidad, el término utopía es sinónimo de ensueño, fantasía, idealización, quimera, ilusión, fábula… En definitiva, de proyecto irrealizable e imaginario.

Quizá por ello, son muchos los agoreros que hoy dicen adiós sin pena ni gloria a las utopías y sueños pedagógicos, a pesar de que muchos de ellos han sido ensayados con éxito en la práctica. Ahí están para demostrarlo las experiencias pedagógicas de Makarenko, Freinet, Barbiana, Freire, Summerhill u Orellana, por citar algunos ejemplos.

No en vano, las utopías son ideales soñados que aspiran a convertirse en realidades tangibles, palpables.

De esto último es de lo que quiero hablar seguidamente: ¿Qué decir hoy del Gloria Fuertes? ¿Cómo es que esta escuela ha sido posible? ¿Utopía imaginaria, o proyecto de ensueño convertido en hecho real, en dato empírico?














Si como dice Ignacio Ramonet resistir es soñar con otro mundo posible y contribuir a construirlo, el Gloria Fuertes forma parte de ese tipo de resistencia, de ese sueño social, capaz de transformar la realidad y hacer posible la utopía de un mundo más justo e igualitario. Un mundo mejor, en este caso, para una de las capas más susceptibles de exclusión social: los niños y adolescentes con discapacidad física, psíquica y sensorial.

Referente pedagógico a nivel regional, nacional e internacional, el Colegio Público de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel) es, sin lugar a dudas, uno de esos proyectos utópicos que terminan dando jugosos y abundantes frutos: Proyectos singulares (psicomotricidad, expresión plástica, comunicación y estimulación sensorial), innovación docente, talleres, reflexión-acción sobre la práctica, actividades extraescolares incardinadas en el currículum escolar, proyectos europeos, encuentros nacionales e internacionales de educación y de formación, viajes por España y al extranjero, visitas de colectivos relacionados con la educación y con las personas con discapacidad, proyectos de investigación, publicaciones… Un centro educativo que todo el mundo quiere visitar, una escuela envolvente que se expande mas allá de sus propios muros, que se abre y se proyecta al mismo tiempo.

No seré yo, sin embargo, quien tome la palabra para calificar a este coloso de la Educación Especial. Prefiero dársela a quienes lo han visitado conmigo a lo largo de muchos años.

Una de las primeras alumnas que llevé a conocer este centro, estudiante entonces de primero de magisterio, sintetizó el impacto que le causó en los siguientes términos: «No me lo podía creer, estaba en el colegio de los sueños».

Hoy, tras muchas visitas y encuentros, esa misma es la impresión que sigue provocando el Gloria Fuertes en los estudiantes que traigo, año tras año, a conocer este colegio, cuya fase inicial de ideal utópico se ha transformado en práctica pedagógica diaria.

Otra de mis alumnas, impresionada por la línea educativa y por la apasionada dedicación de todos los profesionales que trabajan en este colegio, me decía hace ya mucho tiempo: «Ha sobrepasado todas mis expectativas».

Y otra alumna más me comentaba recientemente, tras una visita a la institución: «El maestro explica y demuestra. El gran maestro inspira. Y vosotros me inspiráis. Gracias por ello».

He aquí una muestra más, entre otras que destacaré seguidamente, del impacto que produce el Gloria Fuertes en las alumnas y alumnos que lo han visitado conmigo.

Para ilustrar, éstas son otras de las expresiones que los alumnos han utilizado para describir el Gloria Fuertes: «Un lugar donde se respira ilusión», «Una experiencia enriquecedora», «Colosal», «Inolvidable», «Me ha abierto los ojos a un nuevo concepto de educación», «No tengo palabras para describirlo», «El aire que se respira allí no lo había respirado nunca», «Es un espacio mágico», «Un mundo ideal», «Una referencia», «Hay mucha vida en él», «Allí se cuida el más mínimo detalle», «Es una fiesta», «Impresiona, te deja con la boca abierta», «Es un centro innovador», «Espectacular», «Sorprendente», «Increíble», «Maravilloso», «Un ejemplo a seguir», «Un sueño a alcanzar», «Un mundo de esperanza», «Un cuento de hadas», «Una ciudad encantada», «Un paraíso pedagógico.»

También se manifiestan en la misma dirección quienes se han formado en este centro, como Joaquín Villén López, alumno del Gloria Fuertes desde 2003 hasta 2007, quien nos dice que «todos estos años que he estado en el colegio han sido fenomenales. Se han portado muy bien conmigo y he aprendido mucho […]. Yo no quiero irme, pero el futuro llama a mi puerta y tengo que aprender más cosas. Muchísimas gracias por todo. Ojalá siga así el colegio funcionando y con esos profesores y profesoras tan profesionales que enseñan tanto y se esfuerzan tanto por enseñar.»

El Gloria Fuertes. Otras miradas

Y tras las palabras de mis alumnos, otras miradas, la visión que tienen del Gloria Fuertes algunos de los expertos que pasaron por sus aulas, y que por sus responsabilidades o cargos tuvieron la oportunidad de observarlo por dentro, pero desde fuera:

“El Gloria Fuertes se ha convertido en un referente en el mundo de la Educación Especial, de la Psicomotricidad y de la Estimulación Multisensorial dentro y fuera de Aragón e incluso a nivel internacional. Su tesón y su buen hacer en la búsqueda de nuevos caminos innovadores para la normalización de esta población escolar le ha valido el último premio Marta Mata concedido por el Ministerio de Educación. Por su labor realizada en el centro y en el exterior, codo a codo con las familias y la comunidad” (Jaume Carbonell Sebarroja. Gloria Fuertes. Conocimientos, emociones y compromisos a favor de la inclusión, en Viaje por las escuelas de Aragón, 2010).

“Me preguntaba al inicio de estas líneas por las sensaciones que enmarcan mis recuerdos del Colegio Público de Educación Especial Gloria Fuertes. Son éstos: seriedad hasta el límite en el trabajo, dedicación, pasión por la tarea, generosidad y cercanía a sus alumnos, compromiso con una tierra y sus gentes” (Pedro Roche Arnas, Director Provincial de Educación de Teruel 1983/1987. Profesor Titular de la Universidad de Alcalá de Henares).

“El Colegio Gloria Fuertes de Andorra es ese centro educativo que todo el mundo quiere visitar […]. Es el colegio del hombre despistado de cartón que repasa incansable el tablón de anuncios, de la elegante dama que cambia de vestido como las estaciones […]. El centro de la provincia más visitado por responsables educativos y profesores de Aragón, de todo el Estado y hasta de Europa y América […]. Uno de los centros más comprometidos con la investigación, la innovación, la experimentación y la difusión educativa […]. Sus alumnos dominan casi todas las disciplinas, en particular la pintura, la cerámica, la horticultura, el disfraz, el baile, la canción. Han viajado en avión y en tren, han saltado el charco y conocen la ciudad de París. Son reconocidos zanquistas, escaladores de paredes imposibles, delicados floricultores y ebanistas, además de artistas consumados […]. Pero el Gloria Fuertes –no lo olvidemos– no ha dejado de ser durante […] todos estos años un centro comarcal de Educación Especial.” (Agustín Martínez Martí y Juan Moya Ulldemolins, Inspectores de Educación del Gloria Fuertes entre 1998 y 2007).

“Cuando llegué por primera vez a la escuela Gloria Fuertes pasé por el mismo proceso que pasan todos los que visitan el centro, la sorpresa e inmediatamente la pregunta: ¿Cómo es que esta escuela ha sido posible? […]. Viajé a Andorra y, como todo aquel que entra en la escuela, quedé prendada y prendida en la red de la ilusión y la alegría diaria, en el buen hacer y la rigurosidad de las personas que forman la comunidad escolar […]. No es una escuela especial porque sea un centro específico y atiende a niños con discapacidad, sino porque es diferente gracias a todos aquellos profesionales que están en ella y han estado; es especial porque desde el conserje hasta las cocineras se sienten formando parte de una escuela normal con todo lo que ello significa.” (Conxa Macià i Sánchez. Asesora del Gloria Fuertes para la elaboración del Proyecto Educativo y Curricular entre los años 1994 y 2000. Profesora titular de la Universidad Ramón Llull de Barcelona).

“He estado presente en momentos especialmente importantes en la historia del colegio, festivales, carnavales, conmemoración del Quijote, encuentros con las escuelas de Aragón, encuentros con las escuelas de Canarias, entrega de premios. En el capítulo de premios, tuve el honor de concederle (como jurado) el premio del concurso Lecturas nuevas de monumentos antiguos, por el excelente trabajo sobre las pinturas rupestres del Bajo Aragón en 2003. Posteriormente les acompañé a París, en su visita a la Sede de la UNESCO. Quiero recordar lo que dije en aquella ocasión ante la coordinadora internacional de las escuelas asociadas: si la UNESCO funciona es porque hay escuelas como el Gloria Fuertes que demuestran prácticamente la definición de escuela que dio la UNESCO en la Conferencia Mundial de Educación de 1994: Un lugar por excelencia donde se ejerce la tolerancia, se respetan los derechos humanos, se practica la democracia y se aprende la diversidad y la riqueza de las identidades culturales.” (Miquel Martí Soler, Coordinador estatal del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO desde 1990 a 1996. Vicepresidente de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO).

“Quizá lo que me llamó la atención de manera más poderosa fue la luz, la luminosidad del centro, luz envolvente, claridad, limpieza y alegría, pero también el color, los cuadros, las pinturas, las esculturas, los móviles, de una expresividad naïf y una transparencia empática. Luz y color del centro que invitaban a la confianza, la alegría, la energía, la amistad […] Enseguida las personas […]. Todos colaborando. El remolino de ilusión y cooperación creado en el centro se percibe pronto y arrastra a todos y hace que el equipo de personas funcione o que las personas funcionen en equipo […]. He sido testigo de los proyectos y realizaciones del centro: Aula de Psicomotricidad, Aula Multisensorial, encuentros, visitas y viajes al extranjero, premios, muchos premios, postgrado universitario en psicomotricidad, exposiciones de plástica, blogs, etc., [y] he sentido la palpitante vitalidad de un centro que se inventa cada día [y que] ha marcado tendencias en el tratamiento de la educación especial y que por ello se ha convertido en referente.” (Rafael Lorenzo Alquézar, Director Provincial de Educación de Teruel de 1999 a 2005. Profesor Titular de la Universidad de Zaragoza).


“Mi relación con el Gloria Fuertes se la debo al azar y a la psicomotricidad […]. El Colegio Gloria Fuertes me ha enseñado muchas cosas e incluso podría decir que marca algunas fechas como hitos importantes de mi vida personal y profesional. Por poner un ejemplo, diré que ahora que la Federación de Asociaciones de Psicomotricistas del Estado Español va a cumplir diez años de historia, conviene recordar que fue en el Coloquio Nacional de Psicomotricidad que se organizó en Andorra en el año 1996, con el apoyo y la implicación total del Colegio Gloria Fuertes, donde por primera vez todas las asociaciones de psicomotricidad de este país compartieron una mesa de debate, sentando las bases de lo que luego llegaría a constituirse como federación […]. Otra de las cosas que me maravilla del Gloria Fuertes es cómo ha sido capaz de hacerse un lugar y un nombre en el mundo de la Educación Especial y de la Psicomotricidad (a nivel nacional e internacional) […]. Pero hay más. Algo que me fascina y que creo que obedece en gran medida a la inquietud de su equipo directivo, es el constante clima de renovación que se respira en el centro.» (Pedro Pablo Berruezo y Adelantado. Fallecido en plena juventud, fue Profesor Titular de la Universidad de Murcia, Cofundador de la Revista Iberoamericana de Psicomotricidad y Técnicas Corporales y Presidente de la Asociación de Psicomotricistas del Estado Español. Fue profesor del Postgrado en Psicomotricidad y Educación de la Universidad de Zaragoza desde su primera edición hasta el momento de su muerte).

El Colegio Público de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel), una magnífica escenificación de la escuela inclusiva




Tal como destacábamos en la conclusiones del V Encuentro Aragonés de Especialistas en Psicomotricidad (febrero de 2010), todos los niños, niñas y jóvenes, con sus fortalezas y debilidades, con sus expectativas y esperanzas, tienen derecho a la educación. El sistema educativo debe acogerles a todos, con independencia de sus peculiaridades físicas, sensoriales, intelectuales, sociales, raciales, lingüísticas, emocionales o de personalidad, tratando de encontrar la manera de educar con éxito a todos y cada uno de ellos. En este sentido, no son los niños y las niñas quienes tienen que adaptarse al sistema educativo, sino que es éste el que debe acomodarse a cada caso particular.




Por otra parte, “cuando nos acercamos a la cuestión de las formas y estrategias a través de las cuales deberíamos promover y apoyar el desarrollo de centros escolares que fueran eficaces en la tarea de llegar a los grupos de alumnos más vulnerables, debemos de reconocer que nos movemos en un campo que está plagado de dudas, disputas y contradicciones” (Echeita, Educación para la inclusión o educación sin exclusiones, 2007, 12).




Y la verdad es que, como dice el poeta, “Grietas – no faltan – así al pasar recuerdo – las que separan a zurdos y diestros -– a présbites y miopes – a mayúsculas y minúsculas – a corto o larguísimo plazo – todas son sin embargo – remediables – aún es posible pasar de uno a otro lado del borde – pero cuidado – aquí estamos todos – ustedes y nosotros…” (Mario Benedetti).




Como dice Saint Exúpery "Si quieres construir un barco de vela – organiza los hombres, recoge madera, distribuye tareas – Pero sobre todo – enséñales el anhelo de un mar infinito." Ese anhelo de un mar infinito es el sentimiento que predomina en el viajero, tras su paso por el Gloria Fuertes. La descripción que se nos ha hecho de su proyecto pedagógico, junto con la visita a sus diferentes escenarios, nos ha permitido contemplar una magnífica escenificación de la escuela inclusiva, si entendemos por tal aquella que contempla la diversidad como una riqueza, y que es capaz de disfrutar de ella. Que impulsa la participación de los estudiantes, reduciendo su exclusión de la sociedad, de la cultura y de las comunidades escolares de su entorno. Que implementa dinámicas de relación y de refuerzo mutuo con otros centros escolares y sus comunidades. Que respalda el trabajo solidario y cooperativo, así como el intercambio permanente con el medio. Que promueve la adquisición de conocimientos útiles para la resolución de los problemas de la vida cotidiana. Que desarrolla un modelo pedagógico que permite ofrecer a cada alumno un espacio personalizado. Que transforma los procesos de enseñanza-aprendizaje en una actividad placentera. Que fomenta la implicación de la familia y de la comunidad con la escuela. Que investiga, innova y experimenta de forma sistemática, buscando una mayor calidad educativa. Que sale fuera de si misma, tratando de inspirar a otros profesionales de la educación y a estudiantes de grado o postgrado. Que pone en práctica los principios de igualdad y equidad a los que todo ser humano tiene derecho. Que concibe la inclusión educativa como una dimensión más de la inclusión social, como una filosofía sobre los valores y la vida.




Y que despliega un modelo de desafío, en el que cada estudiante pueda alcanzar algún tipo de éxito que le permita tramar tejidos de resiliencia. ¡Qué hermosa idea esta última!




“Tú no puedes volver atrás porque la vida ya te empuja con un aullido interminable Nunca te entregues ni te apartes junto al camino nunca digas no puedo más y aquí me quedo…”




Al son de Palabras para Julia, ese hermoso poema de José Agustín Goytisolo, retorna a mi memoria un texto de Alfonso Lázaro que pone los pelos de punta, una extraordinaria puesta en escena de la escuela inclusiva, aquella que hace posible que nadie se entregue, que nadie se rinda, que consigue que cada estudiante pueda alcanzar algún tipo de éxito que le permita tramar tejidos de resiliencia.



Recurriendo a la misma metáfora que utilizaron las personas a las que entrevistó Csikszentmihalyi en 1975, los zanquistas del Gloria Fuertes entran en acción y se dejan arrastrar por la corriente, que les lleva hacia delante. Absorbidos por su actividad, fluyen…, mientras la emoción inunda rostros, gestos, acciones y movimientos:




“Hemos visto estremecerse los cuerpos de emoción al subir a los zancos y actuar en un escenario; afirmamos que hemos visto las pupilas dilatadas de puro placer en los ensayos previos; afirmamos que hemos notado la piel erizada porque el sentimiento emerge y se condensa cuando el público aplaude, y afirmamos que sólo desde el afecto se puede ayudar a crecer al ser humano.




Lo que supone para un alumno con Síndrome de Down y discapacidad mental media alzarse sobre una plataforma a 85 centímetros del suelo y poder, desde allí, desplazarse e interaccionar; o el reto que representa para un alumno con Déficit de Atención con Hiperactividad inhibir aquellos actos y movimientos que interfieren la correcta ejecución de esta tarea; o la magia que siente la alumna con Trastorno de la Personalidad e Inadaptación Social al poder mirar el mundo desde lo alto, posiblemente no sepamos calibrarlo nunca.




Sí podemos, con los datos de que disponemos, definir que este tipo de situaciones contienen flow, es decir, que a través de ellas las personas nos sentimos emerger, notamos que la situación vivida contiene una especie de flujo que nos hace involucrarnos en las propias acciones de la tarea, mostrarnos radiantes ante los demás y ante nosotros mismos y alcanzar ese estado, quizás momentáneo, que se denomina felicidad.




En las situaciones de aprendizaje de andar con zancos, y sobretodo en las de actuar en público, se ponen de relieve la mayor parte de estos rasgos. La calidad de la experiencia conduce al disfrute, y el placer de asumir un reto finaliza en la magia de alcanzarlo. La profunda vivencia individual, junto con el sentimiento de la actuación en grupo, procuran a los zanquistas experiencias tan intensas que siempre quieren repetirlas."


El Colegio Gloria Fuertes, un proyecto pedagógico en el que juega un papel relevante la Psicomotricidad

Gracias a sus múltiples perfiles y funciones, la psicomotricidad es una valiosa herramienta para la construcción del desarrollo del ser humano. La psicomotricidad es un medio capaz de generar y expresar afectos, deseos, vivencias y emociones; un instrumento de comunicación con personas y objetos; una herramienta que permite el desarrollo de la inteligencia y la construcción y expresión del conocimiento de la realidad; un instrumento de adaptación del ser humano al mundo exterior; un reflejo inconsciente del psiquismo… Y todos estos perfiles y funciones terminan convirtiendo el hecho psicomotor en epicentro del desarrollo infantil, y avalando la importancia de la intervención psicomotriz como instrumento de educación, reeducación, rehabilitación y terapia.

Situado en esta perspectiva, el Proyecto Curricular del Gloria Fuertes tiene la peculiaridad de conceder una gran relevancia a la psicomotricidad (área de terapia psicomotriz y área de psicomotricidad y educación física), y de incluir un nuevo área en el currículo, el área de integración sensorial, algo que ha exigido la activación de dos proyectos que han cuajado en la puesta en marcha de dos aulas fundamentales en este centro: la de psicomotricidad y la de estimulación multisensorial y relajación, que, junto con otros proyectos (plástica, logopedia, nuevas tecnologías…) hacen del Gloria Fuertes un colegio pionero, distinto, único, excepcional, cuyo proyecto educativo podemos resumir en las siguientes líneas maestras:


- Formar personas para la vida, capacitándolas para desarrollar al máximo sus potencialidades y para tomar iniciativas que les permitan resolver sus problemas. Para el logro de estos objetivos se propone la interacción y la comunicación como pilar básico sobre el que asentar las relaciones de lo alumnos y alumnas entre sí y con los adultos que conviven juntos en la Escuela.

- Formar personas que conciban al ser humano como una realidad unitaria y global, que sientan que lo físico y lo psíquico no son otra cosa que las dos caras de una misma realidad, y que se vivan a sí mismas como portadoras de valores personales capaces de enriquecer la vida social y colectiva. Formar personas que sean conscientes de que tienen un cuerpo que les permite expresarse y sentir, y comunicarse con los demás seres humanos; expresión, sentimiento y comunicación que se fomenta a través del desarrollo de las capacidades creativas y de los distintos lenguajes expresivos. En esta misma línea, y partiendo de la idea de que debemos aceptar y cuidar nuestro cuerpo, se estimula también la adquisición de determinados hábitos de salud y de higiene, fundamentales para el bienestar físico y psíquico de cada individuo.

- Educar en la tolerancia y el respeto a las diferencias. Preparar personas con capacidad para participar activamente –cada cual según sus posibilidades– en una sociedad democrática y plural, que respete las diferencias y en la que quede erradicada cualquier forma de discriminación.

- Formar personas con actitudes responsables ante sí mismas, su familia, la escuela y la sociedad en general, que en las relaciones de convivencia se desenvuelvan con el mayor nivel de adaptación e integración posible, y que resuelvan sus conflictos de modo constructivo y no violento.

- Formar hombres y mujeres capaces de respetar la naturaleza y de preservar un medio ambiente lo más equilibrado posible, promoviendo para ello el cuidado de su entorno más próximo.

- Formar niños y niñas felices, para quienes aprender no sea una tarea obligada, impuesta por los adultos. En este sentido, y pensando en todos los niños y niñas que participan en la actividad educativa, entre los objetivos del centro destacan los siguientes: motivar al alumnado, desarrollar su iniciativa y despertar el interés hacia uno mismo, hacia los otros y hacia el mundo circundante.

- Finalmente, el Proyecto Educativo del Gloria Fuertes pretende la formación integral de cada uno de los niños y niñas que pasan por sus aulas, insistiendo de forma particular en la importancia que tiene el cuerpo como eje de relación y comunicación y haciendo hincapié en una concepción de la Escuela en la que los intercambios socio-emocionales se sitúan en la primera línea del abordaje terapéutico-educativo. Un marco general en el que la psicomotricidad juega un papel relevante para encarar dificultades concretas en aprendizajes básicos y para comprender mejor la globalidad del ser en desarrollo.

Los avales externos del Gloria Fuertes














Por otra parte, el reconocimiento e impacto de la línea educativa de este colegio tiene también otros avales. Por su trayectoria, el Gloria Fuertes ha recibido numerosos premios y distinciones, entre los que destacamos los recibidos en los últimos años:

1) Premio a la profesionalidad al personal no docente del colegio «Gloria Fuertes», otorgado por el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón (2003).

2) Primer premio nacional del concurso «Lecturas nuevas de monumentos antiguos», dirigido a las Escuelas Asociadas a la UNESCO y patrocinado por el Departamento del Patrimonio y el Centro UNESCO de Cataluña (2004).

3) Premio bajoaragonés de honor a la plantilla del colegio por su extraordinaria labor educativa (2005).

4) Premio nacional Santillana en el XXVII Concurso de Experiencias Educativas, en la sección de Educación Especial, al equipo docente (2005).

5) Premio especial Santillana al equipo docente del centro (2005).

6) Premio nacional en la categoría de Educación Especial en el XXI Concurso Escolar de la ONCE (2005).

7) Primer premio del concurso de «Las aventuras del patrimonio», convocado por las Escuelas Asociadas a la UNESCO (2006).

8) Premio a la mejor experiencia de educación especial en el I Congreso Internacional «Innovamos Juntos» de utilización de las nuevas tecnologías en la innovación educativa (2007).

9) Premio CERMI-Aragón (2007).

10) Reconocimiento a la trayectoria educativa del Gloria Fuertes en su 25 aniversario. Galardón otorgado por la Dirección Provincial de Educación de Teruel (2008).

11) Segundo Premio Nacional Educared de la 1ª categoría, por el Bitácora Agua te Quiero (2008).

12) Premio I Foro Juvenil Iberoamericano del Patrimonio Mundial. por el proyecto “El Mudéjar de Teruel, un patrimonio cercano” (Sevilla, 2009).

13) Primer Premio Nacional Marta Mata a la Calidad Educativa, 2009 (BOE del 21 de enero de 2010).


14) Premio de la Asociación de Ayuda al Discapacitado de Caspe y Comarca (ASADIC) (Caspe, 2010).

15) I Edición de los Premios ATADES. Premio al proyecto Gigantes con Zancos (Zaragoza, 2010).

A estas distinciones colectivas se deben sumar otras que, de forma individual, han recibido algunos de sus profesores y alumnos:

1) La Cruz de José de Calasanz, otorgada por la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón a Alfonso Lázaro y José María Peguero, profesores del centro (2004).

2) El premio Zangalleta, concedido por Disminuidos Físicos de Aragón, a Alfonso Lázaro, profesor del centro (2004).

3) El primer premio, en la modalidad de educación especial, del concurso de pintura de la Diputación Provincial de Teruel, concedido a un alumno del centro (2004).

4) Premio Nacional del Programa Europeo de Aprendizaje Permanente en la categoría individual de Proyectos Comenius a Peña Martínez Rubio, directora del Gloria Fuertes de Andorra (Madrid, diciembre 2010).

A modo de conclusión

Cuando pierda todas las partidas
cuando duerma con la soledad
cuando se me cierren las salidas
y la noche no me deje en paz

Resistiré para seguir viviendo
Soportaré los golpes y jamás me rendiré
Y aunque los sueños se me rompan en pedazos
Resistiré, resistiré...
(El Dúo Dinámico)

Sirvan como colofón final unas palabras tomadas de uno de los proyectos del Gloria Fuertes, que resumen la concepción educativa que orienta el trabajo del equipo humano de este centro:

“Un equipo humano que aliente una manera de entender la educación en general, y la escuela en particular, cuyo denominador común lo constituya el hecho de estar a favor del ser humano con discapacidades. Un equipo que intente aprehender lo que de auténtico y real existe en cada persona que se encuentra en desventaja. Que enfatice lo que se tiene y que no magnifique las carencias. Que sepa partir de lo que subsiste para alcanzar los demás logros. Que su historia sea la historia del compromiso con lo que de positivo anida en cada una de las personas que viven.

Y la capacidad de investigar sobre el terreno, es decir, la posibilidad de generar investigación aplicada, de profundizar en aplicaciones prácticas que hundan sus raíces en conceptualizaciones que contemplen esa manera de entender la educación y la escuela. Proyectos educativos, planes de centro, programas educativos, estrategias metodológicas, diseño de espacios y materiales, cuyo epicentro lo constituyan los seres humanos que crecen, presenten las carencias que presenten.”


Y es que el Gloria Fuertes, que recibió hace unos meses el Primer Premio Nacional Marta Mata a la Calidad Educativa, es un centro que afronta la educación de las personas con discapacidad desde la convergencia de profesionales y disciplinas diferentes, con objetivos comunes y prácticas bien coordinadas y entrelazadas. Que ha convertido a sus alumnos y alumnas en los auténticos protagonistas de su espacio educativo. Que tiene una enorme capacidad para contagiar la alegría de vivir y el afán de superación. En él se hace patente el gozo de aprender y el placer de enseñar, que invita al viajero a resistir, a soñar con otro mundo posible, con otra escuela...





Y aunque los sueños se me rompan en pedazos,
Resistiré, resistiré...
Seguid hambrientos, seguid alocados, anhelos de un mar infinito...!






Referencias bibliográficas

- BELLIDO SÁNCHEZ, G., CLAVERÍA HERNÁNDEZ, C. y GIMENO PELEGRÍN, J. (2006). “Cuento sensorial en un colegio de educación especial”. A tres bandas, 30,  23-25.

- BELLIDO SÁNCHEZ, G., CONDE ALMALÉ, A., CLAVERÍA HERNÁNDEZ, C., GIMENO PELEGRÍN, J., LACASA FONSECA, M.ª E. y ROQUETA FÉLEZ, C. (2007). “Vemos los melocotones”. Cuadernos de Pedagogía, 369 , 42-43.

- BENEDETTI, MARIO (2006). Grietas. En MARIO BENEDETTI, Inventario Uno. Poesía completa 1950-1985. Barcelona: Seix Barral.  

- BERRUEZO ADELANTADO, P. P. (2008). “Un lugar en mi corazón”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 179).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- CARBONELL SEBARROJA, JAUME (2010). Gloria Fuertes. Conocimientos, emociones y compromisos a favor de la inclusión, en JAUME CARBONELL SEBARROJA, Viaje por las escuelas de Aragón, Wolters Kluwer España (Editora de Cuadernos de Pedagogía).

- ECHEITA, GERARDO (2006). Educación para la Inclusión o Educación sin Exclusiones. Madrid: Narcea. 

- FEAPS (2005). “El Colegio Gloria Fuertes: Calendario Navideño”. Sin diferencias, 1, 13.

- FEAPS (2005). “El Colegio Gloria Fuertes: un referente educativo”. Sin diferencias, 1, 14-15.

- GOYTISOLO, AGUSTÍN (2005). Palabras para Julia. Lumen.

- GONZÁLEZ HERNÁNDEZ, M.ª E. y ROQUETA FÉLEZ, M.ª C. (2003). “Intervención logopédica grupal en un colegio de Educación Especial”. A tres bandas, 26,  8-11. 

- GUILLÉN, JORGE (1984). Vuelo. En Jorge Guillén para niños. Madrid: Ediciones de la Torre, p. 68.

- LÁZARO LÁZARO, A. (2000). “La inclusión de la Psicomotricidad en el Proyecto Curricular del Centro de Educación Especial. De la teoría a la práctica educativa”. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 37,  121-138.

- LÁZARO LÁZARO, A. (2000). Nuevas experiencias en educación psicomotriz. Zaragoza: Mira Editores, 189 pp.

- LÁZARO LÁZARO, A. (2002). Aulas multisensoriales y de psicomotricidad.  Zaragoza: Mira Editores, 214 pp.

- LÁZARO LÁZARO, A. (2004). Los zancos. El placer de aprender a través del equilibrio. Zaragoza: Mira Editores, 123 pp.

- LÁZARO LÁZARO, A. y MARTÍNEZ RUBIO, P. (1998). “La Psicomotricidad en un Centro de Educación Especial. Diseño del espacio y función de los materiales”. En Organización y Gestión de Centros Educativos,  puesta al día nº 13. Barcelona: Praxis.

- LÁZARO LÁZARO, A., ARNÁIZ SÁNCHEZ, P. y BERRUEZO ADELANTADO, P. P. (2006). De la emoción de girar al placer de aprender.  Zaragoza: Mira Editores, 235 pp.

- LÁZARO LÁZARO, A., MARTÍNEZ RUBIO, P. y FERNÁNDEZ, D. (2003). “El colegio andorrano ‘Gloria Fuertes’ estudia el Parque Cultural del Río Martín dentro del proyecto europeo Comenius”. Revista CAUCE, 14, 25-28.

- LÁZARO LÁZARO, ALFONSO (1999). “La estimulación de los procesos equilibratorios en el marco escolar: propuesta para un programa”. Entre Líneas, 5,  6-10.

- LÁZARO, A. y MIR, C. (2001). “Gigantes con zancos o el placer de ver el mundo desde otra perspectiva”. Revista Iberoamericana de Psicomotricidad y Técnicas Corporales, vol. 1 (1) , 27-38.

- LÁZARO, A., CID, M. ª J. y BERRUEZO, P. P. (2007). “Registro y valoración de datos en aulas multisensoriales: propuesta a partir de las experiencias desarrolladas en el Colegio «Gloria Fuertes» de Andorra (Teruel) y en APASA de Amposta (Tarragona)”. Revista Iberoamericana de Psicomotricidad y Técnicas Corporales, vol. 7 (3),  69-92.

- LÁZARO, A., GRANELL, F. y TEJEDOR, F. (2006). “Un programa psicomotor para superar los tics: estudio de un caso”. Revista Iberoamericana de Psicomotricidad y Técnicas Corporales, vol. 6 (1),  5-28.

- LORENZO ALQUÉZAR, R. (2008). “Un sentimiento especial”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (pp. 160-161). Zaragoza: Editorial Aqua.

- MACIÀ I SÁNCHEZ, C. (2008). “Trabajar con ilusión y rigor”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 141).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- MARTÍ SOLÉ, M. (2008). “Gloria Fuertes, UNESCO, amistad”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 142).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- MARTÍNEZ MARTÍ, A. y MOYA ULLDEMOLINS, J. M.ª (2008). “El colegio de la luz”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 113).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- MARTÍNEZ RUBIO, P. (2002). “Visita preparatoria de COMENIUS 1”. Revista Sócrates, 3, 10-11.

- MARTÍNEZ RUBIO, P. (2003). “Una visita Arion en Eslovenia: el principio de una cooperación europea”. A tres bandas, 26,  25-27.

- MARTÍNEZ RUBIO, P., LÁZARO LÁZARO, A., SANTOS BLASCO, M., PEGUERO SERRANO, J. M.ª, ROQUETA FÉLEZ, C., MORENO BERRUELO, A., FERNÁNDEZ SÁNCHEZ, A., PÉREZ PÉREZ, M.ª T. y ORIOL VALLÉS, L. (Coords.) (2008). El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel).  Zaragoza: Editorial Aqua, 273 pp.

- MINISTERIO DE EDUCACIÓN (2010).  Premios Marta Mata 2009 a la calidad de los centros educativos. Madrid: Secretaría General Técnica. Subdirección General de Documentación y Publicaciones.

- PALOMERO PESCADOR, J. E. (2008). “El colegio de los sueños”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (pp. 177-178). Zaragoza: Editorial Aqua.

- PALOMERO PESCADOR, J. E. y FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ, M.ª R. (2000). “Una experiencia de iniciación al conocimiento de la Psicomotricidad. El Colegio Público de Educación Especial ‘Gloria Fuertes’ de Andorra (Teruel) como referente”. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 37, 139-154.

- PALOMERO PESCADOR, JOSÉ EMILIO (2008). El Gloria Fuertes, otra escuela posible. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 62 (22,2) 233-247.

- PEGUERO SERRANO, J. M.ª (2003). “Lectura nueva de las pinturas rupestres del Parque Cultural del Río Martín”. Cauce, 14,  21-27.

PEGUERO SERRANO, J. M.ª (2005). “Las pinturas rupestres del Parque Cultural del Río Martín”. A tres bandas, 28,  15-18.


- ROCHE ARNAS, P. (2008). “Colegio Gloria Fuertes: pasión y compromiso”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 49).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- RODRÍGUEZ ARGENSOLA, J. (2008). “Un centro emblemático”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 16).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- ROMERO, R. A. (2008). “El Gloria Fuertes, algo nuestro”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 15).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- SANTOS BLASCO, M. (2003). “El carnet de conducir”. A tres bandas, 26, 26-27.

- SCHRAGER KOMAR, O. L., LÁZARO LÁZARO, A. y RAMÓN TERMIS, P. (1997). “Comparación entre rendimientos comunicativos y motores en un grupo de sujetos con afectación motriz de grado diverso, antes y después de la aplicación de un programa de estimulación psicomotriz con estimulación háptica y vestibular”. Actas de las II Jornadas Científicas de Investigación sobre Personas con Discapacidad . Salamanca: Universidad de Salamanca, 489-503.

- VARONA CASTÁN, Y. y SANTOS BLASCO, M. (2003). “Aprendemos juntos a escribir y leer”. A tres bandas, 26, 22-25.

- VÁZQUEZ, J. J. (2008). “Educación para los ciudadanos”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 14). Zaragoza: Editorial Aqua.

- VILLÉN LÓPEZ, J. (2008). “Yo no quiero irme”. En P. MARTÍNEZ RUBIO, A. LÁZARO LÁZARO y otros (Coords.), El colegio de la luz. 25 años del Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)  (p. 215).  Zaragoza: Editorial Aqua.

- VV.AA. (1995). Proyecto Educativo de Centro.  Colegio Gloria Fuertes de Andorra (Teruel).

- VV.AA. (2000). Proyecto Curricular de Centro.  Colegio Gloria Fuertes de Andorra (Teruel).

- VV.AA. (2003). Historia de un dragón.  Zaragoza: Gobierno de Aragón.

- VV.AA. (2006). Primer premio nacional de cuentos. Fundación ANADE.  Madrid: Espasa.

- VV.AA. (2007). Las aventuras de patrimonito. Coordinación Estatal RedPEA UNESCO ESPAÑA.
________________________________________________

Copyright José Emilio Palomero Pescador
__________________________________________













universidad de Zaragoza





3 comentarios:

raquel dijo...

dos días excepcionales en este colegio, con risas, aprendizajes,...

PILAR ALMUDI dijo...

Hola! Encantada de poder dar mis felicitaciones a este trabajo que realizan con estos niños que dan tanto amor y es una plena dedicacion a ellos .Soy tia de Andrea ! una Bendicion de Dios !CADA DIA APRENDO ALGO NUEVO DE ELLA.Tiene mucho que dar , no esta enferma...solo necesita su tiempo..como todos .Os doy las gracias a todos por cuidar de estos niños y un beso a cada uno de ellos. GRACIAS Y MIS BENDICIONES

Anónimo dijo...

Me gusta leer artículos de este tipo porque soy una maestra utópica...

Publicar un comentario en la entrada