La universidad de la convergencia: crisis y oportunidad


危机 - 机会

Los chinos representan la palabra crisis con un ideograma que une los símbolos de peligro y oportunidad. De ahí que uno de sus proverbios señale que
"En el corazón de cada crisis se esconde una oportunidad."

Cuando las personas o las instituciones logran descubrir el secreto de encontrar las oportunidades en las crisis, salen transformadas positivamente y terminan resurgiendo como el Ave Fénix de la leyenda egipcia: aquel hermoso pájaro que, después de ser consumido por las llamas, resurgió de sus propias cenizas y volvió a volar victorioso hacia Heliópolis, la Ciudad del Sol.

La mixtura entre el célebre proverbio chino y la bella leyenda egipcia no sólo pone en evidencia un paradigma emergente (como sugiere el título del libro de Ervin Laszlo "La gran bifurcación. Crisis y oportunidad: anticipación del nuevo paradigma que está tomando forma"), sino que nos enfrenta directamente a la radical capacidad de los seres humanos para resistir y reconstruirse, ya recogida desde la antigüedad en narrativas, mitos, leyendas y proverbios.

Todo lo anterior viene a colación de la Universidad de la Convergencia:

Nos preguntamos a qué proyecto debe contribuir el nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, si al proyecto de un mundo sin valores, insolidario y sometido a los valores del mercado; o al proyecto de un mundo aún por hacer, de otro mundo posible, inclusivo, tolerante, justo, pacífico, solidario, intercultural y cimentado en los mejores logros del ser humano a lo largo de su historia...

Y respondemos que frente al proyecto de una universidad de los mercaderes, competitiva, economicista, neoliberal y obsesinada con la meritocracia y con el mercado, la oportunidad alternativa de una gran red solidaria de universidades, capaz de dar respuesta colectiva a las grandes necesidades sociales, locales y globales de la humanidad.

Nos preguntamos si no estaremos perdiendo de nuevo el carro de la historia, ahora que nos quieren domesticar con un discurso técnico que concibe al hombre nuevo como un individuo esencialmente económico y privado.

Y respondemos que en el corazón de cada crisis se esconde una oportunidad. La oportunidad en este caso de un modelo centrado en la formación de profesionales complejos, críticos, reflexivos, solidarios, autónomos y atentos a la dimensión emocional.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada