La Escuela de Barbiana: otra escuela es posible (José Emilio Palomero)


Don Lorenzo Milani, el hombre que dedicó toda su vida a educar a los más desfavorecidos, conversando con un grupo de alumnos


La llegada de Don Lorenzo Milani a Barbiana


Señala Espigares (1995, 43) que “Milani llega a Barbiana la tarde fría y lluviosa del 6 de diciembre de 1954. Ni siquiera era posible llegar en coche hasta la aldea, los últimos kilómetros de subida había que hacerlos a pie. Nadie estaba allí para darle la bienvenida. La casa destinada para el párroco, al igual que las del resto de la aldea, no tenía ni luz ni agua corriente [ ... ]. En Barbiana, las familias vivían en completa miseria y abandono. Era gente que, en pleno siglo XX, se iluminaba con la luz de lámparas de aceite, que tenía que caminar más de una hora por la oscuridad para poder llenar un cántaro de agua. Ni el médico ni las medicinas les llegaba nunca a tiempo. Ganaban un sueldo miserable después de pasar el día cuidando rebaños o arando a mano un pequeño campo lleno de piedras y en pendiente." Este es el escenario en que se inicia la Escuela de Barbiana, una escuela en la que se trabajaba todo el año y en la que nadie suspendía. 

Para mostrarla tomaré en préstamo la presentación que hace Miquel Martí (1970) de "Carta a una Maestra", enlazándola con Adiós Barbiana, un documental de Bernard Kleindienst (1994) en el que son los propios protagonistas de esta escuela excepcional quienes toman la palabra...

Don Lorenzo Milani: Denuncia y anuncio

Como señala Virginia Guichot Reina (2008) "Su espíritu lleno de utopía le había llevado a una especie de destierro por la Iglesia oficial, pero nada hizo flaquear su compromiso con la verdad y la justicia, su servicio hacia los más desfavorecidos [ ... ]. 


Milani denuncia los males de una sociedad fuertemente corrompida y corruptora, donde no se trabaja por construir auténticos ciudadanos, libres, autónomos, con una conciencia crítica, sino que los esfuerzos van dirigidos a manipular a las clases más bajas, a mantenerlos sin voz y, por tanto, sin humanidad, a impulsarlos a un consumo atroz que contribuya al sostenimiento de un capitalismo que aliena a las clases trabajadoras, a distraerlos con espectáculos inútiles mediante los mass-media, robándoles el tiempo que debían de dedicar a formarse como personas. La escuela será una de las principales responsables de esta animalización de campesinos y obreros: ella hace el juego a la clase burguesa, promociona a sus hijos, les habla su lenguaje, legitima su superioridad, y expulsa de su seno a los que más la necesitan, aquellos que en sus hogares y en su entorno más próximo carecen de estímulos educativos.

Frente a la denuncia, el anuncio. Una “Buena Nueva” representada por la Escuela [ ... ] de Barbiana. La prueba de que “otra escuela es posible”, de que puede existir un centro lleno de amor hacia los desfavorecidos, donde los últimos se conviertan en los primeros, en los favoritos de la clase, en el que se hable de los temas relevantes para los obreros y campesinos, donde se enseñe a interpretar el mundo en que vivimos y a desear cambiarlo, en el que los “sin voz” adquieran la palabra, la suya propia, no la de otros, en el que no haya distracciones cara a la tarea de formar hombres en el pleno sentido del término, donde se alcance la auténtica emancipación del ser humano."

Presentación de "Carta a una Maestra"
(por Miquel Martí, 1970)

"Barbiana es apenas una aldea de montaña. Cuatro casas diseminadas por las montañas de Vicchio, en el valle del Mugello, que constituye la última parroquia del escalafón de la Diócesis de Florencia. Un día llegó a Barbiana, "desterrado", un cura llamado Lorenzo Milani. Venía de San Donato, donde había ejercido siete años como vicario, expresando sus reflexiones personale en el libro "Esperienze Pastorali (1957), libro que sufrió fuertes polémicas, siendo desautorizado por el Santo Oficio (1958), pese a que gozaba con anterioridad de la aprobación diocesana e iba prologado por un obispo italiano.

En Barbiana, Don Lorenzo dedicaba todo su tiempo a dar clase a los chiquillos de los caseríos vecinos. Del modo como daba clase ya os hablarás sus alumnos, autores de este libro.

En 1966, Milani defendió públicamente la objeción de conciencia con respecto al servicio militar, respondiendo a una comunicación oficial de los curas castrenses. Fue procesado y absuelto. Su "Carta a los curas castrenses" y "Carta a los jueces" son de especial importancia en la historia de la objeción de conciencia. Los periódicos hablaron mucho de ello.

El 26 de junio de 1967, Don Lorenzo Milani murió en Florencia, a los 44 años, víctima de una leucemia que le afectaba desde hacía mucho tiempo. Un mes antes había aparecido en las librerías la "Carta a una maestra", obra realmente escrita por sus alumnos, pero que nos evoca en todas sus líneas la grandeza de un maestro.

"Carta a una maestra" [...] es un "libro negro de la enseñanza". Denuncia con vigor, incluso con violencia verbal, la base sociológica clasista del sistema. Pero también propone unos cambios de naturaleza esencialmente revolucionaria.

"Carta a una maestra" propone las líneas de una cultura auténticamente popular. ¿No va a ser por ahí por donde puede salir la nueva escuela, la nueva universidad, la nueva cultura, tan deseada y tan confusamente entrevista."

Bernard Kleindienst (1994)

Apenas llegó a Barbiana, Don Milani creó una escuela para hijos de campesinos y trabajadores agrícolas. Una escuela fuera de la norma, en la que no había domingos ni días festivos: 10 horas de clase por día, 365 días al año.

En ella se hacía vida de comunidad, se leían libros y periódicos, se recibían visitas, se mantenía correspondencia, se analizaban las dificultades de la vida, y cada problema se convertía en una oportunidad para realizar un análisis crítico de la sociedad y del mundo.

Esta es la historia que narra "Adiós Barbiana", un documental en el que se nos cuenta (a través de archivos y testimonios de antiguos alumnos, de padres, de amigos del sacerdote, y con el apoyo de entrevistas a importantes personalidades italianas, como Pier Paolo Pasolini), la aventura de todo un movimiento de renovación pedagógica, la trayectoria de una escuela única en el mundo, creada en los años sesenta del siglo XX por Don Lorenzo Milani. Una aventura que no sólo nos plantea numerosos interrogantes, sino que sigue siendo pertinente en el momento actual: ¿Qué no nos sigue sugiriendo la Escuela de Barbiana sobre una cultura nueva, sobre la nueva escuela, sobre la nueva universidad? ¿Que nos dicen hoy esos antiguos alumnos, para quienes la escuela oficial fue un imposible, y que sin embargo terminaron superando los exámenes estatales y que han desarrollado vidas plenas, ejemplares, exitosas y comprometidas?


Adiós Barbiana: Primera parte (Pulsar aquí para verla)
Adiós Barbiana: Segunda parte (Pulsar aquí para verla) 
Adiós Barbiana: Tercera parte (Pulsar aquí para verla) 
Adiós Barbiana: Cuarta parte (Pulsar aquí para verla)
Adiós Barbiana: Quinta parte (Pulsar aquí para verla)
Adiós Barbiana: Sexta parte (Pulsar aquí para verla)

Algunas referencias bibliográficas

- Alumnos de la escuela de Barbiana (1970). "Carta a una maestra." Barcelona: Editorial Terra Nova.
- Espigares, T. (1995) "Lorenzo Milani." Madrid: CCS.











0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada