Profe10. La pedagogía entra en el claustro de la UMA

Pulse para ver el video



10.11.10 - 01:34 - SELENE VEGA | MÁLAGA

La rectora, Adelaida de la Calle, destaca la importancia de las aportaciones de ambos doctores en el campo de la educaciónJosé Gimeno y Humberto Maturana, nuevos honoris causa


LOS PADRINOS

Los padrinos de los homenajeados destacaron sus brillantes trayectorias


LOS HOMENAJEADOS

HUMBERTO MATURANA ROMESÍN / PROFESOR E INVESTIGADOR

«Los niños aprenden a reflexionar si los maestros reflexionan; aprenden la honestidad si el maestro es honesto»


JOSÉ GIMENO SACRISTÁN / PROFESOR E INVESTIGADOR

«Siento satisfacción por los avances educativos pero no podemos conformarnos cuando se producen brechas de desigualdad»

___________

«Sentaos y descubríos; se abre la sesión». Los doctores presentes obedecieron tomando asiento y quitándose los birretes. Así, con tono solemne, comenzó ayer la rectora de la Universidad de Málaga (UMA), Adelaida de la Calle, la ceremonia de investidura a través de la cual la pedagogía entró por primera vez en el claustro de esta institución.

De la Calle apuntó por ello que era «un día importante» para el departamento de Didáctica y Organización Escolar, para la Facultad de Ciencias de la Educación y para la Universidad.

Los prestigiosos pedagogos José Gimeno Sacristán y Humberto Maturana fueron nombrados por la UMA doctores honoris causa por sus aportaciones en el campo de la educación. Como curiosidad, este acto se celebró por partida doble, ya que habitualmente en cada ceremonia es un individuo solo el que suele recibir esta mención.

El inicio de la ceremonia, sobre las 12.15 horas, estuvo acompasado por el 'Veni Creator' interpretado por el coro de la universidad. La comitiva de doctores de la universidad, con la indumentaria apropiada para la ocasión -togas y birretes de distintos colores-, llenó la mitad del Aula Magna de la facultad de Derecho. La otra mitad estuvo ocupada por diversas personalidades, representantes de la comunidad universitaria y otras instituciones con competencias educativas. Los asistentes siguieron atentamente el transcurso del acto y las alocuciones de la rectora de la UMA. Entre ellos cabe destacar a los diputados nacionales Luis Tomás García y Cándida Martínez y a la parlamentaria Andaluza Marisa Bustinduy, el delegado de educación de la Junta de Andalucía, Manuel Escámez.

Cuando la rectora procedió a colocar los birretes a los dos doctores honoris causa y a entregarles los demás elementos que acreditan su mención -el título, los guantes, el Libro de la Ciencia y el anillo-, ambos se mostraron muy emocionados.

El pedagogo y biólogo chileno Humberto Maturana improvisó su discurso, sirviéndose solo de un pequeño folio con unas cuantas ideas apuntadas. Su emotivo monólogo embelesó a los presentes, que asistieron a una prédica con alegorías animales que los animó a la reflexión sobre la figura del ser humano como individuo, y del profesor como ejemplo para las futuras generaciones. «Los niños aprenden a reflexionar si los maestros reflexionan, aprenden la honestidad si el maestro es honesto», esbozó en las mentes de los espectadores. «Cuando recibo el doctorado, soy yo como persona», aseveró tras arrojar la idea de que cada individuo genera un mundo particular pero que a la vez tiene que convivir y, mediante el raciocinio, hacer el conjunto con la sociedad.

El doctor José Gimeno en su alegato hizo referencias cinematográficas y explicó que un docente debe intentar que haya coherencia entre su pensamiento y sus actos. Hizo un recorrido por la evolución de la educación en la educación y manifestó que tenía sentimientos contradictorios al respecto; «Siento satisfacción por los avances educativos», indicó, para luego recordar que «hay algunos desencantos». «No podemos conformarnos cuando se producen brechas de desigualdad», aseveró el doctor. «El problema del profesorado sigue siendo mi problema», sentenció.

Méritos

Durante la lectura de la laudatio de José Gimeno, su padrino, el profesor y doctor Ángel Pérez, recordó que fue catedrático de la Universidad de Valencia y profesor en la Universidad Complutense de Madrid y en la de Salamanca. Asimismo, citó que fue asesor del Ministerio de Educación y Ciencia en el primer gobierno socialista después de la dictadura. Además nombró que recibió la Medalla de Aragón al Mérito Educativo y la Encomienda de Alfonso X el Sabio. Asimismo, elogió la aportación de su obra a la educación.

En el discurso sobre Humberto Maturana que ofreció el profesor y doctor Miguel López Melero, explicó que estudió Medicina en su ciudad natal y Biología entre Inglaterra y EE UU. Así, destacó la importancia de las teorías que ha desarrollado aplicando los conocimientos biológicos a la comprensión del comportamiento humano.

PROFE10

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada